¿Que es Kyusho?

Etimología
Kyusho hay quien lo traduce literalmente como “primer segundo”, pero tomando los ideogramas japoneses (kanjis) su traducción más correcta es la de “sitio rápido”, suponiendo e interpretando que hace referencia a zonas del cuerpo que afectan de forma más rápida de lo normal a la persona. La acepción del "primer segundo" la tomo más como una interpretación libre o una gracia de algún japonés cuando se le pidió la traducción de los kanjis.

¿De qué trata?
El Kyusho es el estudio completo del cuerpo humano y sus distintas reacciones en respuesta a diversos estímulos, principalmente golpes, compresiones y fricción.
Dicho una forma sencilla, es el estudio de las estructuras anatómicas más débiles del cuerpo humano (Nervios, Vasos Sanguíneos, Músculos, Tendones, y Órganos sensoriales) y las mejores formas de manipularlas.

Campo de Aplicación
Al tener cabida en cualquier sistema de combate, defensa personal y artes marciales, se lo considera un complemento para los mismos, aun cuando por si solo puede ser empleado de forma efectiva como sistema de defensa personal.

Efectos
Los principales efectos del Kyusho son dolor, disfunciones físicas reversibles y estados alterados de la conciencia, los cuales permiten alcanzar más fácilmente los objetivos de los practicantes, sean defenderse de agresiones, controlar adversarios, mejorar el entendimiento de las artes marciales o incrementar su capacidad profesional, como es el caso de empleados de fuerzas de seguridad o terapeutas.

Otras características
Su entrenamiento es progresivo y arduo, no se basa en técnicas netamente musculares (golpes de potencia), sino más bien intervienen una serie de factores para su correcta ejecución, una vez asimiladas producen grandes incapacitaciones al adversario con muy poca fuerza.

Existen objetivos que cada práctica de artes marciales puede tener en su repertorio; esta es la razón de su crecimiento global y de su éxito. Cuando entrenamos usándolo con personas de todos los estilos, nos da una visión más comprensible de todas las artes. Es un lenguaje común que cada practicante de artes marciales puede compartir con cualquier otro, no importa de qué disciplina venga. Cuando abrimos nuestras mentes a todas las posibilidades, no existe ningún límite en lo que podemos conseguir.
A lo largo de la historia de las artes marciales existieron maestros que quisieron explotar el Kyusho como secretos herméticos o técnicas budistas y taoístas de dimensiones esotéricas, para las cuales además de conocer todos los meridianos de acupuntura, hay que dominar la teoría de los cinco elementos de la naturaleza, de la micro y macro circulación del Ki, hacer rituales de purificación, conocer la relación de los órganos con la estación, la hora del día, etc. Muchos otros por el contrario desconocían completamente del tema pero para no perder popularidad inventaban y transmitían conocimientos errados y llenos de fantasía.
Nada de esto es necesario para entender y practicar Kyusho Jutsu.
Muchos practicantes de artes marciales ven imposible la aplicación del Kyusho Jutsu, nada más alejado de la realidad, al evaluarlo desde la parte mítica o mística es obvio que no se va a poder aplicar, pero si lo evaluamos desde la parte anatómica las posibilidades son infinitas. Desde el punto de vista anatómico el Kyusho actúa directamente sobre el sistema nervioso y sus terminaciones, al ser atacadas estas producen un dolor y una incapacitación de magnitudes sorprendentes. Aquél que no ha sufrido un ataque a este nivel, difícilmente puede comprender de que se trata y asi que generalmente no se le da ningún crédito al asunto.
Básicamente existen tres tipos de ataques:
• En los que prevalece la fuerza y eficacia muscular Típico de los deportes de contacto y los primeros niveles de las artes marciales tradicionales.
• En los que prevalece el ataque a las articulaciones (palancas y llaves articulares) En este nivel pueden incluirse también las estrangulaciones.
• En los que prevalecen el ataque al sistema nervioso. Entran aquí las terminales nerviosas.
También ciertas estrangulaciones que no sólo cortan el flujo sanguíneo y/o respiratorio, sino que producen alteraciones en el sistema nervioso central.
Estas formas de ataque al sistema nervioso central, se encuentran en todas las artes marciales, muchas de las extrañas posiciones de los dedos y las manos en las formas y en las técnicas, así como ciertas trayectorias extrañas de los golpes, tienen por objeto alcanzar las terminales nerviosas y provocar un shock. Su práctica, aún a niveles no destructivos, es extremadamente dolorosa. Son comunes los mareos, desmayos, que se “duerman” músculos o miembros completos, etc. Para practicar, hay que saber cómo reanimar correctamente a una persona (esto es de vital importancia ya que sin un correcto conocimiento de la reanimación difícilmente se podrá progresar en el Kyusho Jutsu) que ha sufrido este tipo de ataque. La gran mayoría de los practicantes realmente lo desconoce. No es difícil encontrar gente que practica deportes de contacto a nivel competitivo y que poseen un alto umbral de dolor para los ataques en los que prevalece la fuerza muscular. Pero, a los 15′ o 20′ de entrenar puntos vitales de la forma más exigente, ya no pueden continuar, y no vuelven a practicarlos. Es un dolor muy diferente el que se experimenta, y nada tiene que ver con la masa muscular del individuo. No es posible desarrollar resistencia por acostumbramiento al dolor. La terminal nerviosa bien aplicada siempre produce un gran dolor y una reacción que afecta a todo el cuerpo.
Otra aclaración que se debe hacer es la confusión respecto del término “puntos vitales”. Entendido de manera amplia, generalmente se refiere a zonas débiles del cuerpo como los ojos, testículos, ciertas zonas de la garganta, oídos, etc. El termino apropiado para referirse a las terminales nerviosas y el Kyusho Jutsu son “puntos de presión”.

La combinación de diferentes puntos en distintas zonas de ataques (brazo, pierna y cabeza) dan como resultado un bloqueo del sistema nervioso y el cuerpo deja de responder. Se nota, claramente, que no se trata de ataques basados en la potencia muscular.

Hay muchos estilos marciales que ya incorporan este conocimiento y esta práctica en su programa y no necesitan de este complemento, pero hay otros tantos estilos que debido a su “deportivización” o a la mala transferencia de conocimientos de maestro a alumno, ese conocimiento se ha ido perdiendo. Para activar, estimular el sistema nervioso hay instructores que usan una nomenclatura bastante estandarizada basada en la MTC y la acupuntura, pero hay que entender que esos puntos hacen referencia a estructuras más internas y, generalmente, a nervios que, siendo estimulados de cierta forma, pueden enviar ciertas señales al cerebro y hacer que éste haga reaccionar de una forma u otra al cuerpo. Kyusho International usa esta nomenclatura para, básicamente, localizar nervios y zonas del cuerpo, usando también una nomenclatura más médica haciendo referencia a nervios específicos como el nervio radial y su ubicación a lo largo del brazo en vez de un punto específico ubicado encima del mismo nervio.

Se han oído muchas cosas sobre que el Kyusho no es aplicable en la calle, no se puede hacer ante un oponente preparado, en guardia, etc. Generalmente entonces yo pregunto si es fácil aplicar un Ikkyo o alguna otra técnica ante un oponente en guardia, en la calle, etc. Como todo tema relacionado con las artes marciales, la única salida es la práctica continua ante la máxima diversidad de situaciones posibles.

Si que hay por Internet muchos videos sobre incapacitaciones de oponentes estáticos y los famosos Kos a distancia; muchos de estos videos son videos de práctica donde se aprende a llegar a un objetivo estático; esto seria como ver a una persona realizar un Ikkyo con el oponente estático, indudablemente su validez sería más que dudosa, si que la vistosidad de cada técnica es muy diferente, pero mientras en un video de un Ikkyo se busca el movimiento y la correcta aplicación de la técnica, en las famosas incapacitaciones se busca la capacidad de acceder a un punto con un ángulo correcto. Sobre los Kos a distancia son acciones de “laboratorio” donde aún están en práctica y estudio y no están al alcance de cualquiera.